A married studio exec having an affair with a movie star is obvious tabloid fodder, so the pair finds a safehouse where nobody can hear Phoenix blow the roof off.
Un ejecutivo de un estudio casado que tiene una aventura con una estrella de cine es, obviamente, carne de tabloide, por lo que la pareja encuentra un piso franco donde nadie pueda oír a Phoenix volar por los aires.

COMPARTE / SHARE